En todos los procesos de elaboración, se conjugan la experiencia y "saber hacer" adquiridos y demostrados a lo largo de más de 140 años de historia, con las más avanzadas tecnologías, fruto de la gran actividad inversora que la empresa viene realizando desde hace años.

Existe un control exhaustivo de todos nuestros procesos, que se completa con planes de formación de personal, programas de mantenimiento de las instalaciones y planes higiénico-sanitarios que garantizan la correcta manipulación y limpieza de los materiales.

El inicio del proceso lo constituye la compra de materias primas, tras una verificación y evaluación previa de los proveedores implicados y el análisis de todas las materias primas que se vayan adquirir.

El subsiguiente proceso de producción varía mucho de unas preparaciones a otras, pero habitualmente comprende una etapa de de recepción, lavado y cocción del producto, para pasar a una posterior limpieza manual de la captura, y a la adición de la cobertura con aceite, salsas o escabeche.

Finalmente, las conservas se cierran y son conducidas a un autoclave, donde son sometidas a un tratamiento térmico que asegura la esterilización e inalterabilidad del sabor y propiedades del alimento. Después del enfriado de las latas, éstas se disponen en multitud de presentaciones (estuches, retráctiles, cajas de diferentes tamaños…) y se almacenan para su posterior distribución por empresas de transporte de total confianza.

En el año 1994, Conservas Antonio Alonso consigue su certificación ISO 9002, actual ISO 9001, norma de aseguramiento de la calidad, a partir de la cual se define un sistema de gestión que garantiza de forma consistente la calidad requerida y por tanto la satisfacción del cliente.

Es en el año 2001 cuando la empresa decide formalizar su compromiso de respeto al medio ambiente en el que opera y consigue certificarse dentro de la norma ISO 14001, que garantiza que Palacio de Oriente aplica sistemas de gestión medioambiental.

Asimismo, la empresa dispone de certificación IFS, estándar cada vez más valorado por parte de la distribución moderna.

También disponemos de la Certificación MSC (Marine Stewardship Council), que garantiza la sostenibilidad para productos de la pesca.

Certificación de la FDA (Food and Drug Administration). La FDA es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos.